Eurípides: El cíclope

El cíclope es el único drama satírico que se nos ha conservado completo. Cuando hablamos de «drama satírico», debemos tener en cuenta cómo era su representación en la Antigüedad: se trata de una pieza de carácter festivo, con la característica fundamental de tener un coro compuesto de Sátiros o Silenos (figura humano con rasgos animalescos: parte inferior como la de un macho cabrío o un caballo, larga cola, pelo encrespado y barba muy oscura, y un miembro viril erecto y desproporcionado). Este tipo de obra nació como una adaptación al drama ático de los primitivos cantos líricos entonados por estos personajes relacionados con la fertilidad de la tierra.

En El cíclope se escenifican las aventuras de Polifemo, de forma parecida a como aparecen en la Odisea (en el Canto IX), pero abundando en escenas festivas y en ocasiones soeces, como es normal en este género satírico. Aunque el autor se basa en el mito tal y como lo transmite Homero, aparecen algunas innovaciones, como que la acción transcurra en sólo una horas (y no en un par de días), o que el encuentro entre Polifemo y Odiseo suceda frente a la cueva (y no en su interior). Tampoco falta la tradicional propensión del autor sobre cuestiones de carácter serio que preocupaban a los intelectuales de su época, y en este caso la obra refleja la polémica entre ley y naturaleza. Si las comparamos con los fragmentos conservados de los dramas satíricos Los rastreadores de Sófocles y Dictiulcos de Esquilo, comprobaremos que Eurípides no descollaba en su vis cómica, y esta obra resulta más interesante por su singularidad que por su fuerza dramática o su comicidad. Se trata de una obra breve (709 versos) y con escasos personajes (además del coro de Sátiros, únicamente suben a escena Odiseo, Polifemo y Sileno), rasgos claros de un género menor.

Éste es el resumen de la obra, integrado en su estructura:

- Prólogo. Recitado por Sileno, el sátiro compañero de las desventuras de Dionisio. En sus breves palabras cuenta cómo él y sus hijos naufragaron en las costas del Etna donde los Cíclopes homicidas, de un solo ojo, hijos del dios del mar, habitan en cuevas solitarias, y las tareas que hacen para Polifemo.

- Párodo. Un par de estrofas con epodo, cantadas por el coro de Sátiros que entra en escena conduciendo un rebaño.

- Episodio 1º. Se divide en cinco escenas, que ocupan casi la mitad de la obra. Sileno ve la llegada de extranjeros necesitados, diciéndoselo al coro; llega Odiseo, y se entera por Sileno de que el lugar es dominio de los cíclopes. A cambio de comida, Odiseo les ofrece vino, inexistente en la isla. Llega Polifemo, que sorprende a los sátiros mientras saltan en torno al odre de vino. Para salvarse de la ira del cíclope, Sileno le cuenta que los extranjeros trataban de apoderarse de sus pertenencias. Polifemo interroga a Odiseo, para acabar obligando a los extranjeros a entrar en la cueva.
Bien loco está quien no se alegra bebiendo, cuando entonces es posible que ésta {hace un gesto un obsceno} se empine y acariciar un pecho y un prado dispuesto a ser palpado con ambas manos, y es posible la danza y el olvido de los males.
- Estásimo 1º. En un par de estrofas, el aterrorizado coro de Sátiros protesta contra el modo de proceder de su amo.

- Episodio 2º. Diálogo entre Odiseo y el líder del coro, en el que el héroe narra la muerte de dos de sus compañeros y el banquete de Polifemo, y la forma en que le emborracha con el vino. También le cuenta su plan para cegar el único ojo del cíclope.

- Estásimo 2º. En dos pares de estrofas, el coro narra la salida de Polifemo de la cueva, y éste interviene con alegría, y anuncia que visitará a sus hermanos para hacer una fiesta.

- Episodio 3º. Diálogo entre Odiseo, el cíclope y Sileno, en el que estos dos últimos hacen apología de la fiesta y la bebida, mientras el primero les sigue ofreciendo más y más vino. Polifemo entra a la cueva con Sileno, para «reposar». Breve diálogo del coro con Odiseo, pronunciando éste palabras de aliento y suplicando su favor a los dioses, antes de penetrar en la gruta también.

- Estásimo 3º. En una única estrofa, el coro entona un canto de alegría por su futuro regreso a la patria.

- Episodio 4º. Escena entre Odiseo y el coro. El héroe sale de la cueva para dar la orden de ataque a los Sátiros, pero éstos se acobardan. Odiseo vuelve a entrar.

- Estásimo 4º. El coro acompaña con su canto la acción que se está desarrollando dentro de la cueva.

- Éxodo. Escena de diálogos rápidos, en la que Odiseo y el líder del coro se burlan de Polifemo, que anda a tientas. Hay un pequeño procedimiento de derribo de la cuarta pared, cuando Polifemo lanza su quejido inicial y el corifeo responde ¡Qué hermoso es este peán! ¡Entónalo de nuevo, Cíclope!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada