Hesíodo: Los trabajos y los días

Si la Teogonía es el poema de los dioses, los Trabajos y Días es el de los hombres. El tema de conexión entre ambos es la justicia de Zeus. El contenido de sus poco más de 800 versos es también variado, pero menos que en la Teogonía: aparecen mitos referidos a la raza humana (las edades, Prometeo y Pandora), se introduce la primera fábula de la literatura occidental (el halcón y el ruiseñor), y encontramos catálogos, con tono personal y didáctico. Al contemplar la realidad humana, la concepción de Zeus como garante de la justicia plantea al poeta la responsabilidad de la existencia del mundo; surgen así los tres mitos que explican que el origen del mal radica en la propia naturaleza humana.

La primera parte, los Trabajos, es una relación de las labores que debe efectuar el agricultor durante el año. A ella sigue un calendario relativo a la navegación y algunos consejos de administración familiar y conducta social y religiosa. El poeta canta las excelencias del trabajo como único medio de superación de las dificultades de la vida humana además de la gloria de Zeus. Es una síntesis de mitos, experiencias personales, tradiciones agrícolas y sabiduría popular, ligado con los procedimientos más antiguos de composición (la asociación de ideas y la estructura de anillo), que será primordial para autores posteriores, como los filósofos presocráticos.

Una situación real parece estar tras el planteamiento del poema: Perses, hermano de Hesíodo, pretende entablar un juicio contra él para quitarle su herencia, y el poeta decide disuadirle advirtiéndole de la necesidad de trabajar como único medio legítimo para eludir la pobreza y el hambre.

Algunos críticos niegan que el final, los Días y la parte de contenido mágico que los precede, sean de la mano de Hesíodo. Sin olvidar que sería excesivo negar cualquier creencia supersticiosa a un campesino del siglo VII aC, por muy racionalista que lo consideremos, las evidencias parecen apoyar la creación única del autor.

A continuación, el resumen de la obra. Su contenido es en ocasiones ciertamente innecesario para un lector contemporáneo, y la calidad literaria es a nuestro entender inferior a la de la Teogonía; si bien mantiene ese estilo popular que lo caracteriza, al añadirle el tema tratado la combinación es excesivamente mediocre. Se salva la parte inicial, donde encontramos varios mitos que serán retomados por otros autores, y donde se introduce una fábula, por primera vez en la literatura occidental.

Proemio: Dedicado a las musas de la Pieria, región tracia donde se encuentra el Olimpo.
Introducción al tema: Existencia de dos Érides (Discordia), la envidia que hace trabajar al hombre, y la inquina amarga. Advertencias a Perses, que no conseguirá la herencia lisonjeando a los jueces.
¡Necios, no saben cuánto más valiosa es la mitad que el todo ni qué gran riqueza se esconde en la malva y el asfódelo!
Justicia - mitos y fábula: Mito de Prometeo y Pandora (creación de Pandora como venganza por el robo del fuego). Mito de las Edades (se suceden cinco estirpes: inmortales y plácidos dorados, impías criaturas de plata, aguerridos seres de bronce, héroes épicos, sufridores de hierro).
Es entonces cuando Aidos y Némesis, cubierto su bello cuerpo con blancos mantos, irán desde la tierra de anchos caminos hasta el Olimpo para vivir entre la tribu de los Inmortales, abandonando a los hombres; a los hombres mortales sólo les quedarán amargos sufrimientos y ya no existirá remedio para el mal.
Fábula del halcón y el ruiseñor (como contraposición a la justicia agonal de los animales, la de la fuerza bruta, el poeta solicita confianza en la justicia de Zeus).
Atiende tú a la justicia y no alimentes soberbia; pues mala es la soberbia para un hombre de baja condición y ni siquiera puede el noble sobrellevarla con facilidad cuando cae en la ruina, sino que se ve abrumado por ella.
Introducción al tema del trabajo: Expresa la idea de que la maldad es fácil y muy dura la virtud; concepto que luego aparecerá en Simónides, Parménides y Empédocles. Explica también que el trabajo no es deshonroso, sino todo lo contrario: la inactividad es comparada a la actitud de los zánganos. La areté (valía o virtud) es así un bien que puede conseguirse, no una cualidad especial de la clase aristocrática (al contrario de lo que vemos en los textos homéricos). Las acciones injustas son castigadas por la justicia divina, y así se exponen una serie de consejos para una buena conducta.
Una vergüenza denigrante embarga al necesitado, una vergüenza que hunde completamente a los hombres o les sirve de gran provecho, una vergüenza que va ligada a la miseria igual que la arrogancia al bienestar.
Calendario del labrador: Introducción con exhortación a Perses. Trabajos de otoño (cortar madera y construir el arado, comprar los bueyes, sembrar en el tiempo correcto), invierno (protegerse de las heladas y el frío Bóreas), primavera (podar las viñas, segar) y verano (aventar, obtener el vino).
Calendario de la navegación: Aconseja guardar la nave con mal tiempo. Luego, y aunque se confiesa inexperto en la materia (en este pasaje es donde podemos encontrar más detalles sobre su vida: el traslado de su padre, empobrecido, desde Cime a Ascra, y el éxito en un concurso en Calcis), repasa las épocas benignas para los viajes por mar: al acabar el verano, y al despuntar las hojas en primavera.
Consejos de administración familiar: Sobre la elección de esposa, la fidelidad al amigo, y la moderación en las relaciones. Algunas prohibiciones de carácter ritual.
Nunca pases a pie el agua de bella corriente de los ríos de flujo continuo antes de orar mirando a las bellas ondas, con tus manos purificadas en la deliciosa y transparente agua.
Conclusión: Sobre cuidar la reputación.
Los Días: Un repaso a los días del mes, con las tareas para las que son propicios.

2 comentarios:

  1. Los Trabajos y los días es un documento valioso porque narra el esfuerzo del hombre por orientar a los otros. La antiguedad de éste libro le vuelve un tesoro de la memoria histórica del ser humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, amigo. Precisamente eso nos llevó a comenzar esta andadura. Gracias por acompañarnos.

      Eliminar