Atomistas: Leucipo y Demócrito

Como sistema filosófico, los pensadores pertenecientes al atomismo creían que el mundo estaba conformado por combinaciones de pequeñas partículas siempre en movimiento, llamadas átomos ('indivisible'). Tanto Estrabón (siglos I aC y I) como Sexto Empírico (siglos II y III) atribuyen al mítico Mosco de Sidón (allá por el siglo XIV aC) ser el primero en concebir este pensamiento corpuscular. Sin embargo, serán Leucipo y Demócrito sus máximos exponentes.

La doctrina surgió como una forma de hacer frente a las dificultades lógicas que encontraba la escuela eleática para explicar el cambio de las cosas. Extendiendo la doctrina de Parménides, decían que existía el Ser (los átomos) y el no-Ser (el vacío entre ellos). Afín al pluralismo desarrollado por Anaxágoras y Empédocles, esta teoría lograba explicar el tránsito del Ser a las cosas. La concepción de la naturaleza fue absolutamente materialista, explicando todos los fenómenos en función de número, forma y tamaño de los átomos, y reduciendo las propiedades sensoriales a diferencias cuantitativas de los mismos.

~ Leucipo.
Vivió durante el siglo V, pero se sabe muy poco de su vida. Es probable que naciera en Mileto, aunque se han considerado otras posibilidades. Trasladado a Elea, habría sido alumno de Parménides y Zenón, y maestro de Demócrito. Se le atribuyen las obras La ordenación del cosmos y Sobre la mente (esta última podría ser sólo un capítulo de la anterior), aunque su pensamiento sólo se conoce por fragmentos de otros autores. Para Leucipo, el alma está formada por átomos más esféricos que los componentes de las demás cosas. Niega la génesis y la corrupción, las tradicionales formas de cambio sostenidas por los presocráticos anteriores. Sin embargo, Epicuro consideró la posibilidad de que Leucipo nunca hubiera existido, y otros autores llegaron a suponer que fue una invención de Demócrito, como una forma de ganar prestigio y respaldo para su teoría.


~ Demócrito.
Nacido en torno al 460 aC en Abdera (Tracia), fue discípulo de Leucipo y maestro de Protágoras. Fue conocido como personaje extravagante, y se le atribuyen numerosas leyendas. Realizó diversos viajes por Egipto y Persia, y escribió el Gran Diacosmos para defenderse de las acusaciones contra los que malgastaban la herencia. De sus obras conservamos unos 300 fragmentos, que son sobre todo reflexiones morales. Aunque desconocido en Atenas durante su vida, Aristóteles comentó extensamente su obra, que Platón detestaba tanto como para querer que fuera quemada. Murió alrededor de 370 aC.
Para Demócrito, la percepción es un proceso puramente físico y mecánico: el pensamiento y la sensación son atributos de la materia reunida en un modo suficientemente complejo, y no de ningún espíritu infundido por los dioses en ella. Su ética se basa en el equilibrio logrado al controlar las pasiones mediante el saber y la prudencia: la aspiración del individuo no es tanto el placer sino la eutimia (tranquilidad de espíritu).


Otros seguidores de la doctrina atomista fueron Diomedes de Esmirna, Metrodoro de Quíos o Anaxarco.

Aristóteles rechazó la idea atomista con el argumento de que no puede existir el vacío entre las partículas, ya que para él la materia está constituida de forma continua. Este hecho, junto a ciertas consideraciones teológicas, hizo que en el medievo hubiera una patente oposición al atomismo, con excepción de ciertas mentes. La doctrina resurgirá en los siglos XV y XVI.

20 comentarios:

  1. ¿Donde puedo encontrar el "gran Diacosmos"? lo digo claramente en el caso de que este exista aun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, todo lo que queda de las obras de Demócrito son fragmentos legados únicamente mediante citas de autores posteriores.
      Sé que existe una obra de la editorial Gredos que reúne lo conservado de todos los filósofos presocráticos. Hay una edición en un único volumen y otra que divide en tres tomos la misma obra, pero no sé qué cantidad de fragmentos de «Gran Diacosmos» podrá encontrarse allí.
      Un saludo, amigo.

      Eliminar
    2. Si eso que dices es muy cierto pero por suerte existio un poeta y filosofo romano Tito Lucrecio Caro en el 55 A.C. que escribio su poema "Rerum Natura" , donde recoge la teoría atomica, la noción de extinción de las especies y el epicureismo.
      Aunque Roma no hizó grandes aportaciones cientificas al mundo por lo menos debemos reconocer a esa civilización el conservar intacta la ciencia griega. (SPQR)

      Eliminar
    3. Un buen aporte, amigo, que puede ser útil para aclarar la visión de estos autores.
      Por mi parte, quiero conservar un estricto orden cronológico en el blog. Eso quiere decir que en un futuro intentaré realizar el epítome de ese autor y de su obra, e igualmente ya hablamos de obras que no son directamente de los atomistas.
      ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  2. ... me lo temia, pero de todos modos gracias por la confirmacion. Oye una ultima cosa, ese libro que mencionas tiene un nombre supongo me intresaria mucho saberlo. Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, claro, ¡qué despiste!
      La colección Biblioteca Clásica de Gredos pone en los títulos simplemente el nombre de los autores, y en este caso lo llama "Filósofos presocráticos". La edición en tres volúmenes se identifica con números romanos: "Filósofos presocráticos I" y etc.
      Mucha suerte con tu búsqueda, ¡y gracias por comentar!

      Eliminar
    2. ¡Gracias!, muchas, en serio. Ahora que el objetivo esta ya en la mira los pasos hasta su obtencion son mas faciles :) Haz hecho muy feliz a un desconocido.

      Eliminar
    3. Precisamente como "obra de consulta", para mí mismo y para otros, inicié este blog. Espero que sigas acompañándome en el camino. ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. aristoteles es todo un loquillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante forma de expresarlo... ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Muy buena exposición. Tendría una pregunta... Tras los planteamientos generales de los pluralistas, ¿cuáles serían sus problemas de interpretación?... Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo muy bien si se refiere a la interpretación moderna de todos estos autores, o a la interpretación de los pluralistas hecha por los atomistas.

      En este segundo caso, la diferencia entre ambos puntos de vista parece fundamentarse en cómo entienden el devenir (el cambio de las cosas) y la existencia de un Ser diferente a lo que perciben los sentidos. Las partículas que Anaxágoras llamó «spermata», y que constituirían toda la materia, son diferentes de un objeto a otro. Es decir, existirían muchos tipos. Las que Demócrito llamó «atomoi» son en esencia las mismas para toda la materia, pero cambiando en cantidad, tamaño y forma. Por otro lado, por lo que respecta a las almas, para Anaxágoras existiría en ellas un fluido que uniría las partículas, dotando al conjunto de movimiento y vida. Leucipo, sin embargo, ve el alma formada por partículas más esféricas (esto es, más perfectas). Ambas escuelas participan de unas mismas influencias, pero difieren en la forma de ver el mundo.

      Ambos planteamientos presentan sus problemas teóricos, ya que no alcanzan a explicar todas las cuestiones naturales. Tampoco podemos encontrar respuestas en los escasos fragmentos que conservamos. ¿Qué pensarían los pluralistas sobre los estados de la materia (sólido - líquido - gaseoso - plasma? ¿Se trataría de diferentes «spermata», o habría cambios en ellas? ¿Qué dirían los atomistas sobre la eterna búsqueda de los alquimistas (convertir el plomo en oro)? ¿Sería posible para ellos, ya que todos los átomos son iguales?

      Lo anecdótico es que ambos conceptos han demostrado ser ciertos en parte. La materia se compone de átomos diferentes, compuestos a su vez de partículas (protón - neutrón - electrón) que son iguales de unos a otros.

      No sé si esto le ayuda, o sólo estoy escribiendo por escribir. Si lo desea, concrete un poco más a qué se refiere. Será un placer intentar llegar a una solución con usted.
      Gracias por su visita.

      Eliminar
    2. Gracias por responderme! Mi pregunta iba hacia los pluralistas en general: Empédocles, Anaxágoras, Leucipo y Demócrito. Tras los planteamientos generales de cada uno de ellos ¿Cuáles son los problemas de interpretación que se presentan? Saludos!

      Eliminar
    3. El problema que encontramos al tratar de estos autores, lo mismo que con otros presocráticos y clásicos menores, es el de la cantidad de fragmentos conservados. Lo que ha llegado a nuestro tiempo ha pasado por el filtro de los estudiosos alejandrinos, quienes crearon un «canon» (los dos épicos, los tres trágicos, los diez oradores, etc) con lo que consideraron que debían copiar y conservar.

      El problema se agrava con autores que, ya de por sí, ignoramos en su mayor parte si de verdad escribieron obras que plasmaran su pensamiento, o simplemente eran maestros cuyos alumnos, más tarde, dejaron entrever algunas de esas ideas.

      Esto mismo es lo que sucede con los pluralistas y atomistas: lo que tenemos son referencias de otros autores, en unas ocasiones en forma de cita breve, en otras como crítica a algo que dijeron (así sucede con Aristóteles, al que leeremos en breve).

      Así pues, más allá de este «planteamiento general», nos movemos en terreno desconocido. No sabemos completamente en qué fundamentaban sus ideas, ni qué alcance tenía el desarrollo de las mismas. Podemos, eso sí, ver qué cosas pueden explicarse con sus teorías, y en qué frentes chocarían con otros pensadores (como ya he realizado en la respuesta que escribía ayer), y por tanto hacer una interpretación desde el punto de vista actual, pero no podemos sumergirnos totalmente en su pensamiento.

      De nuevo, gracias por su visita, y por crear este este pequeño debate.

      Eliminar
    4. Gran respuesta, muchas gracias a usted.

      Eliminar
  5. esta pagina ayuda bien para mi parcial ajajaj :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra leer eso. Un saludo, y gracias por su comentario.

      Eliminar
  6. ¿Sabes en que año fue publicada La ordenación del cosmos, de Eucipo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese dato parece imposible de saber. De Leucipo, sabemos que vivió durante el siglo V aC, pero no podemos aproximar más.

      Eliminar