Ilíada, canto primero: Peste, cólera

Canta, ¡oh, diosa!, la cólera del Pélida Aquiles: cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas de héroes.
Así comienza la gran epopeya griega. Este primer canto inserta al lector, in media res mediante, en una historia mucho más larga. Éste es un somero resumen:

Una terrible mortandad acosa a los aqueos, en su campamento junto a las naves. Esta plaga fue enviada por Apolo por la afrenta realizada a Crises, su sacerdote, quien la había solicitado al dios porque Agamenón Atrida (líder de los aqueos) no devolvió a la doncella Criseida, a pesar del rescate ofrecido. Para aplacar al de las certeras flechas, Agamenón cede su recompensa, pero desea hacerse con otra, eligiendo a Briseida, que pertenece a Aquiles como parte del botín.
Ulises marcha con Criseida y las ofrendas, y Apolo es aplacado.
Aquiles, hijo de Peleo, enfadado con el rey de reyes, decide no participar en las batallas próximas.
Se queja a su madre, la diosa Tetis, quien consigue la promesa de Zeus de favorecer a los troyanos en la guerra, hasta que el honor de su hijo sea satisfecho.

4 comentarios: