Hesíodo: Introducción

Nuestro análisis sigue la traducción y los comentarios de A. Pérez Jiménez y A. Martínez Díaz.

Se ha repetido mucho una frase de Heródoto sobre que Homero y Hesíodo crearon los dioses griegos. Entre ellos, los elementos comunes (métrica, lenguaje épico, tradición rapsódica) son menos que los divergentes. En Hesíodo aparece un mundo configurado social y espiritualmente de forma diferente de lo aparecido en la Ilíada. A diferencia del misterioso Homero, llega a saberse mucho del mundo circundante del autor y de sus inquietudes. Hesíodo se halla lejos del mundo jónico: su padre era de Cime (en la Asia Menor eolia), pero, fracasado en el comercio marítimo, se estableció en Ascra (Beocia) donde creció el joven Hesíodo. En su obra se constatan rasgos de la región: aislamiento campesino, rica y antigua tradición, idiosincrasia tosca y vigorosa,... En su juventud vivió como pastor en las montañas, luego cultivó la tierra; pero desde muy joven había sentido la vocación literaria (si hacemos caso al proemio de la obra). Pudiera ser que tanto el campo como el ganado fueran de la familia, lo que indicaría una posición económica bastante favorable. Si hacemos caso a sus obras, tuvo un hermano, Perses, contra el que defendió su parte de esta hacienda. Su única salida de la región en que creció fue para participar en un concurso poético en Calcis (escena que inspiraría en el siglo II el Certamen, obra que le hace contrincante del mismísimo Homero).

Sus poemas pertenecen aproximadamente al 700 aC, muy próximos al origen de las epopeyas, pero siempre tributarios de ellas. Aunque nunca llegó a realizar grandes viajes (y de hecho, tenía poca afición al mar, como la mayoría de griegos de época arcaica), formaba parte de la profesión de rapsoda, y sus poemas fueron pronto transmitidos de esta manera. Aunque eso aseguró su transmisión, no siempre podemos estar seguros de que todos los pasajes sean de su mano y no aportaciones posteriores. Ciertos elementos sociales, políticos o económicos de su época se deslizan en las obras, como el calendario agrícola de los Trabajos (necesario en la lucha contra la dureza del clima y las dificultades de la tierra), la aparición de una clase media (la del propio Hesíodo) propiciada por el movimiento de las colonizaciones y el nacimiento de la polis. La tarea asumida por el poeta es la de organizar el modo de vida de sus contemporáneos, insertando en un universo estructurado (desde el caos natural al reparto de las divinidades), la historia de los hombres en base a un nuevo concepto moral y social: la justicia.

Muy conocido en la Antigüedad, recibió una justa recompensa por su carácter innovador. Arquíloco y Semónides inspiraron algunos de sus yambos en sus obras, Alceo y Safo presentan bastantes huellas, ciertos cantos de Estesícoro y Píndaro lo tienen como referente, las elegías de Solón y Teognis se inspiran sin duda en los Trabajos, en los Proemios arcaicos se tuvieron presentes determinados pasajes. Y todo ello, sólo en fecha relativamente cercana a la fecha de su creación.

Su obra principal y más conocida es la Teogonía. Otras obras son los Erga (Los trabajos y los días), algunos fragmentos de Eeas (Catálogos de mujeres con destinos extraordinarios, generalmente madres de nobles estirpes), el Aspis (Escudo, llamado así por la descripción del escudo de Heracles), aunque le han sido atribuidas otras muchas, que comentamos someramente en esta entrada.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues muchas gracias, caballero. Espero que le sirva de provecho.

      (He eliminado los otros dos comentarios, ya que eran iguales; ¿algún problema al publicarlos?)

      Eliminar