Odisea, canto decimosexto: Reconocimiento de Ulises por Telémaco

Terminado el desayuno por los pastores, llega Telémaco a la cabaña de Eumeo. El pastor hace un breve resumen de los problemas del mendigo, mientras Telémaco se queja por su infortunio.
El hijo del héroe envía a Eumeo a la ciudad, para entregar el mismo mensaje que porta la nave de sus compañeros. Al quedarse solos padre e hijo, Atenea aconseja a Ulises que le diga la verdad, y deshace su imagen de viejo.
Mientras tanto, la nave de Antínoo (la que estaba tratando de emboscar a Telémaco) regresa al puerto. Antínoo y Eurímaco planean el asesinato de Telémaco, mientras éste y su padre preparan el ataque sobre los pretendientes.
Regresa Eumeo a la majada, y Atenea rehace la transfiguración de Ulises.

6 comentarios:

  1. Muy bueno el análisis pero te faltan unos detalles importantes:
    Cómo planean la matanza de los pretendientes por ejemplo. Aun así muy bueno.
    Rosse

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto, amiga. Supongo que lo elidí, para no repetirlo cuando luego sucede.
    Gracias por la anotación; tal vez le pegue un nuevo vistazo al episodio y concrete un poco más la entrada. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. esta muy bien perros hijueputas anonimo callese hijo de putaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por su aportación, querido amigo. Su opinión merece, desde luego, ser leída con detenimiento. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¿Es en este canto que padre e hijo planean lo que harán con lo pretendientes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en efecto. Como comento un poco más arriba, al parecer elidí ese trozo para no repetirlo más adelante, en el episodio en que tiene lugar la acción.
      Muchas gracias por sus palabras.

      Eliminar