Los filósofos milesios

La escuela milesia o jónica toma su nombre de la ciudad de Mileto, situada en la costa egea de Asia Menor. Fundada en el siglo VI aC, introdujo nuevos puntos de vista sobre la organización del mundo: frente a la idea prevaleciente que responsabilizaba de los fenómenos naturales a la voluntad de dioses antropomórficos, los milesios presentaron una visión en términos de entidades metodológicamente observables, por lo que estamos ante la primera filosofía científica.

~ Tales de Mileto.
Nacido entre 639 y 624 aC, fue el iniciador de la indagación racional sobre el universo, y Aristóteles lo considera el primer filósofo. Su vida está envuelta en un halo de leyenda. Aparece en la lista de los Siete Sabios de la Antigüedad, y una tradición no muy segura le hace maestro y protector de Pitágoras. Heródoto nos cuenta que logró desviar el río Halys para que pasara el ejército de Creso, y que predijo el eclipse solar del 585 aC. Murió en 547 o 545 aC.
Se atribuye a Tales el haber transportado desde Egipto a Grecia múltiples conocimientos: sus estudios abarcaron profusamente el área de la geometría, el álgebra y la geometría espacial, así como algunas ramas de la física, como la estática, la dinámica y la óptica. Aunque no es seguro, se le atribuye el famoso teorema de Tales, y la leyenda cuenta que lo usó para medir la altura de las pirámides.
No nos quedan obras escritas por el propio Tales, sino únicamente sentencias atribuidas por autores posteriores. Simplicio dijo que escribió una obra llamada Astrología Náutica, pero Diógenes Laercio atribuye esa obra a otro autor. Según otros, Tales escribió un tratado Sobre el solsticio y otro Sobre el equinoccio.
Para Tales, el arjé o principio elemental de todo es el agua: la tierra descansa sobre el agua como una isla, la humedad está en la nutrición de todas las cosas, el calor es generado y conservado por la humedad, las semillas de todas las cosas son húmedas. Algunas sentencias atribuidas por Diógenes Laercio a Tales son:
- Muchas palabras no son signo de ánimo prudente.
- Lo más veloz es el entendimiento, porque corre por todo.
- Conócete a ti mismo. (El famoso proverbio del templo de Delfos)

~ Anaximandro.
Nacido en el 610 aC en Mileto, fue discípulo y continuador de Tales, y compañero y maestro de Anaxímenes. Murió en 546 aC.
Se le atribuye un libro sobre la naturaleza, pero todo lo que queda de su pensamiento son citas de autores posteriores. Se le atribuye el primer mapa del mundo, la medición de los solsticios y equinoccios mediante un gnomon, trabajos para determinar la distancia y tamaño de las estrellas y la afirmación de que la tierra es cilíndrica y ocupa el centro del universo.
La respuesta de Anaximandro a la cuestión del elemento primordial es el ápeiron (lo ilimitado), principio indeterminado, eterno y siempre activo, que es más bien una concreción de lo divino abstracto. Todo sale y todo vuelve al ápeiron según un ciclo necesario, y de él surgen las sustancias del mundo, opuestas entre sí. Existirían mundos infinitos, naciendo y pereciendo continuamente según la preponderancia de los elementos; así, al comprobar que el nivel de las aguas de su región disminuía, pensó que la tierra se estaba secando. Con un pensamiento francamente sorprendente, se adelantó a la teoría de la evolución: al observar que el ser humano es demasiado débil para haber sobrevivido a épocas más hostiles, concluyó que los primeros hombres debieron de nacer a partir de otras criaturas (acuáticas, envueltas en una corteza espinosa), al ir evaporándose el agua y dejando una especie de limo en el suelo.

~ Anaxímenes.
Nacido el 585 aC, fue discípulo de Tales y Anaximandro. Diógenes Laercio le atribuye un estudio Sobre la naturaleza, en dialecto jonio y con un estilo sencillo. Plinio el Viejo dice de él que fue el primero en analizar el cómputo geométrico de las sombras para medir las divisiones del día. Murió en 524 aC.
Para Anaxímenes, el arjé es también infinito, pero es identificado con el aire, que mediante procesos de rarefacción y condensación crearía el resto de sustancias. Con ello explicaba ciertos fenómenos naturales, extendiéndolos al funcionamiento del universo.

{En 547 Mileto cayó bajo el dominio persa de Ciro II. Tras la revuelta jonia (502-494 aC), las tropas de Darío I arrasaron la ciudad, y sus habitantes fueron deportados al curso bajo del Tigris. Mileto no alcanzaría nunca un nivel similar al ya obtenido, aunque la ciudad sería reconstruida por Hipodamo (en 479 aC), y alcanzó cierta importancia en el período helenístico. Por supuesto, la destrucción de Mileto acabó con la escuela filosófica, aunque su línea de pensamiento se extendió a otras ciudades. Un ejemplo lo tenemos en el siguiente autor, que sin lazos directos con los anteriores comparte algunas de sus ideas.}

~ Diógenes de Apolonia.
Vivió durante el siglo V aC. Habiendo nacido en Creta, y de linaje dórico, escribía sin embargo en dialecto jonio. Parece que vivió en Atenas, donde se hizo tan impopular (seguramente por su supuesto ateísmo) que su vida llegó a peligrar. 
Su trabajo más importante fue Sobre la naturaleza, del que se conservan fragmentos abundantes. Modificó las teorías de la escuela milesia con algunas ideas de Anaxágoras, contemporáneo suyo, aunque evitando su dualidad. Otras influencias provienen de Leucipo y Heráclito. A partir de su eclecticismo logró elaborar una teoría más coherente y sencilla que las de sus predecesores.  Su pensamiento sigue una serie de pasos: todas las cosas deben nacer como modificación de una sustancia básica >> esta sustancia primordial contiene inteligencia divina, que se encarga de dirigir las cosas hacia lo mejor >> la inteligencia y la vida se deben al aire, que es por tanto la forma básica de la materia >> el aire es divino y gobierna todas las cosas, adoptando formas diferentes según el calor, el movimiento, etc.
Es posible que fuera médico, ya que Aristóteles dice que escribió una precisa anatomía de las venas y otro escritor señala que obtenía el diagnóstico de enfermedades mediante la inspección de la lengua y el color del paciente. Sin embargo, también cabe que se haya confundido a dos personajes distintos con el mismo nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada