Ilíada: Introducción


Como ya dije en la entrada anterior, trataremos de analizar ambas epopeyas sin importarnos las circunstancias de su autor. Nos saltaremos nuestro modelo de análisis, y únicamente expondremos sus características generales. A lo largo del tiempo, iré añadiendo los resúmenes de los diferentes capítulos.

La obra con la que trabajo es la magnífica edición de Círculo de Lectores, que usa la traducción de Luís Segala Estalella e ilustraciones de Vicente B. Ballestar. Su introducción, de Jaime Berenguer Amenós, contiene un acertado análisis que aquí resumiremos.

La Ilíada y la Odisea son las grandes epopeyas de la cultura helénica. No es lógico pensar que fueron las primeras, pero conforman la culminación de la épica en griego, y, al ser consideradas mejores por las generaciones subsiguientes, las anteriores y las posteriores se perdieron. Su aparición va unida al nacimiento de una clase de burgueses mercaderes en el ámbito jónico, de donde proceden.
La edad heroica de Grecia que las nutre corresponde a los siglos XV-XIII aC, época en que los aqueos trataron de establecer reinos en Asia Menor y Egipto, con la preocupación de monarcas hititas y faraones.
Ambas reflejan una sociedad heroica y primitiva, cuyos más altos valores son la gloria y el honor, y celebran las hazañas de una generación ya desaparecida, capaz de realizar hechos imposibles para los hombres.
Y es que los protagonistas son héroes fuertes pero sencillos; arrojados en el combate, pero temerosos de su suerte; hechizados por la belleza de un discurso tanto como por el uso de la lanza; desdeñosos del trabajo manual y aficionados a las buenas cosas (comer y beber, grandes riquezas, cortesía y hospitalidad,...).
El autor es un poderoso creador de personajes, capaz de crear un mundo poblado de criaturas originales y diferentes, muchas veces descritos con un par de pinceladas (y muchas veces, únicamente en el momento de su muerte).

Por lo que respecta al estilo, la lengua arrastra el flujo poético antiguo, con formas extrañas pero siempre brillantes y de gran sonoridad. Se trata de un habla poética, que nunca se usó por el hombre común, rica en sinónimos y variantes, y de abundantes epítetos, siempre lúcida y espontánea. No aparecen trabas o quiebros, y sí muchas frases cortas y sencillas, con predominio de la coordinación sobre la subordinación, y apenas estilo indirecto
La narración deja algunos tránsitos incompletos, lo que le da ligereza: no hay epopeya más rápida ni que comunique igual impresión de vida. El desarrollo podría llegar a ser monótono sino fuera por las digresiones y las comparaciones, interrumpiéndose el relato guerrero con escenas de caza, episodios campestres o imágenes de la naturaleza.

La Ilíada nos describe algunos días dentro del último año del asedio de Troya. Es una narración llena de batallas y acción, con héroes que se suceden en el protagonismo. El tema central, sin embargo, es la cólera de Aquiles: su enfado, el orgullo desmedido, el furor por la muerte de su amigo, y su 'herejía', pero finalmente piedad (y, por tanto, momento de catarsis). Alrededor suyo, vemos a los hombres en guerra: sentimientos fuertes, despedidas, angustia y dolor, codicia, cobardía, valentía..., pero sobre todo amor a la vida.

Sus capítulos son:
Canto I: Peste y cólera.
Canto II: Sueño. Beocia o catálogo de las naves.
Canto III: Juramentos. Atalayando desde la muralla. Combate singular de Alejandro y Menelao.
Canto IV: Violación de los juramentos. Agamenón revista las tropas.
Canto V: Principalía de Diomedes.
Canto VI: Coloquio de Héctor y Andrómaca.
Canto VII: Combate singular de Héctor y Ayante. Levantamiento de los cadáveres.
Canto VIII: Batalla interrumpida.
Canto IX: Embajada a Aquiles. Súplicas.
Canto X: Dolonía.
Canto XI: Principalía de Agamenón.
Canto XII: Combate en la muralla.
Canto XIII: Batalla junto a las naves.
Canto XIV: Engaño de Zeus.
Canto XV: Nueva ofensiva desde las naves.
Canto XVI: Patroclea.
Canto XVII: Principalía de Menelao.
Canto XVIII: Fabricación de las armas.
Canto XIX: Renunciamiento de la cólera.
Canto XX: Combate de los dioses.
Canto XXI: Batalla junto al río.
Canto XXII: Muerte de Héctor.
Canto XXIII: Juegos en honor de Patroclo.
Canto XXIV: Rescate de Héctor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada